Dublín: qué ver y qué hacer

La ciudad Baile Átha Cliath, en irlandés, es la capital de Irlanda ya desde la Edad Media y la ciudad más poblada del país, con más de 1,3 millones de habitantes. Aunque tiene tradiciones gaélicas muy arraigadas, es una ciudad muy moderna y hay muchos lugares interesantes que ver en Dublín.

Esta ciudad, fundada por los vikingos, es rica en historia y cultura propia. Si bien es cierto que no destaca por sus grandes monumentos o por sus conocidísimos museos, tiene un centro muy animado y unos paisajes verdes alrededor de la ciudad muy bonitos. Si quieres descubrir más sobre qué hacer en Dublín, cómo es su tiempo, cómo moverse, etc., ¡sigue leyendo!

Qué ver en Dublín 👀

Si te gusta hacer tours planificados por las ciudades para conocerlas con una perspectiva local o experta, puedes hacer este tour gratis por Dublín o contratar este tour privado. O bien puedes subirte al bus turístico desde aquí. Ahora sí, sigue leyendo para conocer todo lo que puedes visitar en Dublín.

 Los lugares de Dublín imprescindibles  👌🏽

Temple Bar

Temple Bar, lugar que ver en Dublín imprescindible

Este barrio, situado entre Dame Street y el río Liffey, es el barrio más conocido y visitado de la ciudad por su ambiente, sus opciones de ocio y gastronómicas y por los típicos pubs irlandeses, entre otras razones. Por eso, es uno de los lugares que ver en Dublín imprescindibles.

El encanto de Temple Bar también recae en sus calles estrechas y adoquinadas que te transmiten la esencia de la ciudad con solo caminar por ellas. Hay un conocido bar con el mismo nombre que el barrio que destaca enseguida por su colorida fachada.

La zona empezó a ganar popularidad y afluencia cuando se eligió a Dublín como Capital Europea de la Cultura en 1991. Desde entonces, es de las zonas más atractivas de día y de noche. De día, además de disfrutar visualmente de las callejuelas, puedes disfrutar de varios mercados, como el Food Market o el Book Market, y de algunas galerías de arte.

De noche, si quieres salir de fiesta por Dublín o tomar algo, este es el sitio con más opciones de la ciudad, pues su vida nocturna es muy activa.

Si te apetece hacer un tour nocturno por el barrio para ver el ambiente y conocerlo de una forma distinta, te recomiendo esta opción.

O’Connell Street

O'Connell Street, uno de los lugares que ver en Dublín

La Calle O’Connell es la principal arteria de la ciudad y otro de los lugares que ver en Dublín. Está situada en el centro y va desde el puente O’Connell (en el río Liffey) hasta Parnell Street. Además de ser cómoda para pasear, pues tiene una gran área peatonal, es una de las zonas comerciales principales de la ciudad.

Por otro lado, en esta calle encontrarás varios monumentos importantes de la ciudad. El que, probablemente, destaque más por su tamaño es The Spire, una aguja enorme que mide 120 metros de altura. Esta espiral es bastante reciente, del 2003, y ocupa el lugar donde antes estaba el monumento Nelson’s Pillar (destruido en uno de los ataques del IRA).

Otro de los lugares destacables, en parte por ser donde se proclamó la República de Irlanda después de la sublevación de 1916, es el edificio de la Oficina Central de Correos de Dublín, de 1818. También puedes ver las estatuas de Daniel O’Connell, James Larkin, Sir John Gray, Charles Stewart Parnell y Theobald Mathew.

Grafton Street y Molly Malone

Molly Malone

Esta es otra de las calles importantes del centro de Dublín. Esta calle peatonal está entre Trinity College y St. Stephens Green. También es una importante zona de compras, repleta de tiendas y centros comerciales. A lo largo de la calle, suele haber espectáculos callejeros con música. Aunque no quieras comprar nada, puedes darte un paseo por ella y disfrutar del ambiente agradable que se respira.

Por otro lado, quizás te suene que en esta calle está la estatua de bronce de Molly Malone. Es un personaje conocido por ser una vendedora ambulante de pescado de día y prostituta de noche, aunque no hay prueba de ello.

Eso sí, hay una conocida canción irlandesa con su nombre que cuenta su leyenda. Hasta el 2014, la estatua estaba en la intersección con la calle Nassau, pero a causa de las obras de la nueva línea del tranvía, la trasladaron a la calle Suffolk, al lado de la Oficina de Turismo y la Iglesia de San Andrés (no muy lejos de donde estaba originalmente). Molly Malone es una de las cosas que ver en Dublín sin falta.

Christ Church Cathedral

Christ Church Cathedral, monumento que ver en Dublín

También se la conoce como Cathedral of the Most Holy Trinity (Catedral de la Santísima Trinidad) y es la más antigua de los edificios protestantes de la ciudad, pues empezó siendo un pequeño tempo de madera en 1038. Más tarde, en 1172, se empezó la construcción del templo actual que duró hasta el siglo XIII. Sin embargo, sufrió algunos derrumbes y tuvo que ser reconstruida en el siglo XVII y restaurada en 1878.

En en interior, puedes visitar su enorme cripta del siglo XII, donde hay exposiciones y una cafetería. También se puede ver la la capilla de San Laurence O’Toole. Esta catedral de estilo neogótico tiene 19 campanas, la más antigua del año 1038. No hay duda de que es uno de los lugares que ver en Dublín imprescindibles.

Los horarios varían. De abril a septiembre abre de lunes a sábado de 9:30 h a 19:00 h y los domingos de 12:30 a 14:30 y de 16:30 a 19:00 horas. De noviembre a febrero, está abierta de lunes a sábado de 9:30 h a 17:00 h y los domingos de 12:30 a 14:30 horas. Finalmente, en marzo y octubre, abre de lunes a sábado de 9:30 h a 18:00 h y los domingos de 12:30 h a 14:30 h y de 16:30 h a 18:00 h.

La entrada a la catedral tiene un precio de 7 € para adultos, de 5,50 € para estudiantes y mayores de 65 años, de 2,50 € niños de 5 a 12 años y es gratuita para menores de 4 años y con el Dublín Pass. El edificio se encuentra en Christchurch Place. y puedes ir con las líneas 49X, 50X, 54A y 78A del autobús (parada Christchurch Place).

St. Patrick’s Cathedral

St. Patrick's Cathedral

La Catedral de San Patricio se construyó en honor al patrón de Irlanda y es la más importante del país, por lo que es otra de las que ver en Dublín. Antiguamente, también había un templo de madera, pero del siglo V en este caso.

Posteriormente, en 1191, los normandos edificaron una iglesia de piedra y, luego, en el siglo XIII, se construyó el edificio actual. Sufrió daños en algún incendio y tuvo que ser reconstruida. Más adelante, en 1749, se le añadiría una aguja a la torre. La última restauración fue el 1860.

En el interior, puedes visitar La Puerta del Capítulo (que hace honor al fin de las disputas entre los condes de Ormond y Kildare), monumentos sepulcrales, varios bustos, placas o la antigua pila bautismal, perfectamente conservada.

La catedral de San Patricio también tiene horarios por temporadas. De marzo a octubre abre de lunes a viernes de 9:00 h a 17:30 h, los sábados de 9:00 h a 18:00 h y los domingos de 9:00 h a 10:30 h, de 12:30 h a 14:30 h y de 16:30 h a 18:00 h. Desde noviembre hasta febrero, está abierta de lunes a sábado de 9:30 h a 17:00 h y los domingos de 9:00 h a 10:30 h y de 12:30 h a 14:30 h.

La entrada tiene un precio de 8 € para adultos, 7 € para estudiantes y es gratuita si tienes el Dublín Pass. La catedral se ubica en St Patrick’s Close y se puede acceder con las líneas 49, 49A, 54A, 77A y 150 del autobús (parada Patrick St./Dean St.).

Trinity College

Trinity College Dublin

El Trinity College es la universidad más antigua de Irlanda, al ser establecida por la reina Isabel I en el año 1592. El campus tiene una superficie de 190 000 m² y algunos de los alumnos que pasaron por él son Bram Stoker, Samuel Beckett, Oscar Wilde o Edmund Burke, entre otros.

Uno de los edificios más importantes del complejo es la Biblioteca del Trinity College. En ella se encuentra la colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda más grande del país, con casi 3 millones de ejemplares. El más importante de ellos es El Libro de Kells, que se cree que fue escrito en por los monjes de Iona a principios del siglo IX. Este tiene un texto en latín de los cuatro evangelios. El libro llegó a la biblioteca en 1661 y se encuentra en el edificio conocido como la Antigua Biblioteca.

La Antigua Biblioteca se construyó entre los años 1712 y 1732. En él, también podrás ver el arpa más antigua de Irlanda (hecha de roble y sauce y con cuerdas de bronce) en la sala Long Room, de 65 metros de largo y repleta de bustos de mármol.

Para saber cuándo es mejor visitar la universidad, te recomiendo que visites su web para tener toda la info detallada, porque la van cambiando. El precio para entrar a la biblioteca y ver el Libro de Kells es de entre 11 y 14 € para adultos y de 12 € para estudiantes. Si quieres la visita guiada, son 14 €. La universidad se encuentra en el centro de la ciudad, en College Green, y puedes acercarte con la línea 51D (parada Grafton St) y las líneas 51X, 70B, 70X y 92 (parada Trinity College) del autobús.

Si quieres conocer la ciudad desde otra perspectiva, te recomiendo el paseo en barco por Dublín. Incluye guía (en inglés).

Cárcel Kilmainham

carcel kilmainham, lugar que ver en Dublín

Conocida en irlandés como Kilmainham Goal, esta es una antigua cárcel que se inauguró en 1796. En ella cumplieron condena muchas personas que lucharon por la independencia del país, además de otros presos con los que no se hacía distinción de sexo ni edad.

La cárcel dejó de funcionar con la liberación del último preso en el año 1924.En la actualidad, es un museo donde puedes ver objetos que fueron de los presos y donde puedes visitar las celdas y las zonas comunes, como la capilla o el patio. Es un lugar interesante y diferente que ver en Dublín.

Kilmainham está abierta todos los días de abril a septiembre de 9:00 h a 18:00 h y de octubre a marzo de 9:30 h a 17:30 h. Para entrar a la cárcel Kilmainham, debes pagar 8 € si eres adulto, 6 € si eres mayor de 60 años, 4 € si eres estudiante o niño entre 12 y 17 años. Los menores de 12 años entran gratis. La cárcel está en Inchicore Road y puedes acceder con las líneas 78A y 206 (parada Old Kilmainham) y las líneas 51B, 51C, 78A y 206 (Emmet Rd./Kilmainham Cross) del autobús.

Dublin Castle

Dublin Castle, uno de los lugares que ver en Dublín

El castillo de Dublín se acabó de construir en 1204 y tiene una superficie de 44 000 m². En 1684, tras un incendio, se tuvo que reconstruir y el exterior dejó de parecer un castillo al uso, aunque el interior se conserva igual, incluyendo decoraciones, muebles lámparas…

Durante todos los años que lleva en pie, ha servido de lugar asentamiento de los vikingos, de fortaleza militar, de residencia real, de sede del Tribunal de Justicia Irlandés, de sede de la Administración Inglesa en Irlanda y de lugar para la celebración de las recepciones estatales, que es el uso actual.

Si visitas el interior del castillo, verás el Rellano de las Hachas de Guerra (donde estaba la guardia real para proteger la entrada del Salón del Trono, que también puedes visitar), el Salón Granard, la Sala de James Connolly y las habitaciones del Rey y la Reina. También puedes visitar la Torre de la Pólvora y la bóveda subterránea

El castillo está abierto todos los días de 9:45 h a 17:45 h. El precio de la entrada al castillo es de 8 € para adultos, de 6 € para estudiantes y mayores de 60 años y de 4 € para niños de entre 12 y 17 años. El edificio se encuentra en Dame Street y puedes llegar con las líneas de autobús 50X, 56A, 77, 77A, 77X, 150 y 151 (parada Werburgh St).

St. Stephens Green

St. Stephens Green, uno de los parques que ver en Dublín

Este es uno de los parques más antiguos de Irlanda, ya que fue construido en el año 1664. En el siglo XIX, fue rediseñado a un estilo victoriano que aún conserva y a su alrededor hay edificios de estilo georgiano. Si te gustan los parques, este es uno de los que ver en Dublín.

St. Stephens Green, de forma rectangular, tiene una superficie de unas 9 hectáreas. En ellas, hay un gran estanque, praderas, zonas arboladas, una fuente y algunos monumentos honoríficos de personajes de la historia del país. Este es un lugar ideal para pasear, tumbarse en el césped y relajarse o hacer un picnic sin necesidad de alejarse del centro de Dublín.

Al parque se puede acceder de lunes a sábado de 7:30 h hasta el atardecer y los domingos y festivos de 9:30 h hasta el atardecer. Está ubicado en el centro de la ciudad, al final de Grafton Street y puedes llegar con la línea verde del Luas (St. Stephen’s Green) y con las líneas de autobús 39X, 40A, 40C, 41X, 51X, 58X, 66X y 67X (parada St. Stephen’s Green).

Guinness Storehouse

Guinness Storehouse

Quizás la conozcas en español como la fábrica Guinness o el almacén de Guinness. El edificio se construyó en 1904 y sirvió como lugar de fermentación de la conocida cerveza. Desde el año 2000, sirve como sede de una especie de museo en el que se muestra el proceso de elaboración de la bebida.

Aquí, podrás ver exposiciones sobre los ingredientes y sobre el proceso de elaboración, maquinaria antigua que se solía usar en el proceso como molinos, tostaderos o barriles, entre otros. También aprenderás cómo se construían los toneles y cómo se transportaba la cerveza. Además, hay ejemplos de campañas publicitarias  de la marca a lo largo de los años.

Finalmente, también puedes tirar una pinta y probar la cerveza en el interior o en el Gravity Bar de la azotea. No es una visita obligatoria, pero si quieres conocer una marca que, en muchas ocasiones, representa al país, es recomendable y entretenido.

La entrada a la fábrica Guinness cuesta 18,50 € para adultos, 16 € para niños de 13 a 17 años y es gratis para menores de 13 años y si tienes el Dublín Pass. El edificio se encuentra en St James’s Gate y puedes llegar con las líneas del autobús 123, 51B y 78A (paradas Thomas St./Watling St.).

Si quieres entrar a la fábrica y evitar colas, compra la entrada aquí. Además, incluye la visita guiada en español y una pinta de cerveza (o un refresco) en el bar panorámico Gravity Bar.

Old Jameson Distillery

destilería Jameson Dublin

La antigua destilería Jameson se fundó por John Jameson en el año 1780 y fue donde se fabricó el famoso whisky durante casi 200 años. En la actualidad, el lugar es un museo que muestra el proceso artesano que se utilizaba para elaborar el whisky irlandés.

Podrás ver, por ejemplo, el proceso de molienda, maceración, fermentación, destilación y maduración. Al final, podrás degustar el conocido whisky solo o acompañado de alguna otra bebida. Es una visita recomendada solo a los que de verdad les interese el proceso de elaboración del whisky o la marca en sí.

La destilería está abierta de lunes a jueves y domingos de 10:00 h a 17:30 h, los viernes y sábados de 10:00 h a 19:00 horas. La entrada vale 22 € para adultos, 18 € para estudiantes y mayores de 65 años y es gratis si tienes el Dublin Pass.

La destilería está en Bow Street y puedes llegar con la línea roja del tranvía (parada Smithfield) o con las líneas de autobús 39 y 39A (parada Arran Quay) y 37, 39B, 39C, 70 y 70A (parada Christian Youth Church).

Si te gusta la serie Juego de Tronos, seguro que sabes que hay muchas escenas que se rodaron en Irlanda del Norte. Si quieres aprovechar tu viaje a Dublín y tienes tiempo, puedes hacer este tour pos los escenarios de Juego de Tronos. Incluye el transporte, el guía en español y la entrada a los lugares que se visitan.

 Arte y cultura de Dublín  🎨

Aunque Dublín no tiene los mejores museos del mundo, estos contienen exposiciones interesantes que te pueden acercar más a la cultura del país, además de tener obras de algunos artistas muy conocidos. Lo mejor de todo es que la mayoría de las entradas son gratis para todo el mundo. Dicho esto, aquí tienes los museos más interesantes que ver en Dublín.

National Museum of Ireland – Archeology

Museo Nacional de Arqueología, uno de los mejores museos de Dublín

El Museo Nacional de Arqueología se inauguró en 1890 y alberga objetos arqueológicos tan antiguos como del año 7000 a. C. En las exposiciones de sus dos plantas, divididas estas en siete galerías, podrás aprender sobre la evolución de la civilización irlandesa desde el Mesolítico hasta la época medieval, así como contemplar algunas piezas y momias originarias del antiguo Egipto.

En la planta superior, hay recreaciones de la vida de los vikingos tras llegar a Irlanda en el año 795 d. C. y también objetos que representan la situación del país en la época medieval.

En la planta inferior, podrás ver objetos de la época Prehistórica, como herramientas de piedra, bronce o acero, armas, y también algunas tumbas del periodo Neolítico y reconstrucciones de granjas. Aquí, también encontrarás muchos objetos de oro pertenecientes a la la Edad de Bronce, arte celta y recipientes de cristal y cerámica de la Edad de Bronce procedentes del antiguo Chipre.

El museo está en Kildare Street y puedes llegar con las líneas de autobús 7B, 7D, 10, 10A, 11, 11A, 11B, 14, 15, 20B, 25X, 27C, 33X, 39B, 40A, 41X, 46A, 51D, 58C, 70B, 74, 92, 116, 127, 145, 172 y 746, en la parada con el nombre de la calle.

National Gallery of Ireland

Galería Nacional de Irlanda

La Galería Nacional de Irlanda se inauguró en el año 1864 (con ampliaciones en los años 1903, 1968 y 2002) y tiene obras de arte irlandés y europeo desde la Edad Media hasta el siglo XX, con obras de artistas tan conocidos com Caravaggio, Monet, Rembrandt, Velázquez, Picasso, Goya o Van Gogh, entre otros. Si te gusta el arte, es uno de los museos imprescindibles que ver en Dublín.

La galería tiene dos plantas y 54 salas con más de 800 obras de arte muy bien distribuidas. En la primera planta, está la Galería Nacional de Retratos y las obras de autores irlandeses y también. En la planta superior y el entresuelo, se encuentran las obras de autores italianos y españoles, así como las exposiciones temporales del museo.

La galería está en Merrion Square y puedes llegar con las líneas de autobús 15X, 44, 44B, 44C, 48A, 50X, 65X y 77X, en la parada Merrion Sq.

Collins Barracks

Museo de Artes Decorativas e Historia, uno de los museos de Dublín más interesantes

Al Museo de Artes Decorativas e Historia se le conoce comúnmente como el Collins Barracks, puesto que es en el antiguo cuartel militar (1702) de nombre homónimo donde se encuentra, y sus colecciones versan sobre la historia social, económica y militar de Irlanda.

Entre sus obras y objetos, podrás ver piezas de plata irlandesa, muebles de época, algunos instrumentos científicos y objetos de madera hechos por los artesanos. Además, también hay una exposición que muestra los estilos de ropa y las prendas que se solían llevar en el país en los siglos XVIII y XX. Otra parte interesante es la exposición «Soldiers and Chiefs», enfocada a la vida militar del país, según lo veían los soldados, desde el año 1550 hasta el siglo XXI.

El museo está en la Benburb Street (un poco lejos del centro) y puedes llegar con la línea roja del tranvía (parada Museum) o con las líneas 90, 25, 25A, 66 y 67 del autobús.

Hugh Lane Gallery

Galería Hugh Lane

La Galería Hugh Lane se inauguró en el año 1908 y tiene obras de arte moderno y contemporáneo nacional e internacional. Hasta 1933, la sede fue Harcourt Street. Desde entonces, se encuentra en edificio de estilo neoclásico Charlemont House.

En esta pequeña galería, podrás ver la exposición Estudio de Francis Bacon (reproducción de la habitación donde trabajaba el artista en Londres), la Sala de la Vidriera, donde se exponen varias vidrieras que proyectan colores sobre los visitantes o la colección del artista abstracto Sean Scully, que donó al museo. No es una galería demasiado grande, ni con muchas obras que ver, pero si te gusta el arte moderno, puede ser interesante.

El museo está en Parnell Square y puedes llegar con las líneas de autobús 1, 2, 14, 16, 19, 33X, 39X, 41X, 48A, 58X, 70B y 70X (parada Parnell Sq. East).

Si quieres más información sobre estos museos y muchos otros de los que puedes ver en Dublín, echa un vistazo al siguiente artículo.

Artículo recomendado
mejores museos de Dublín

Los mejores museos de Dublín

Entre todos los lugares interesantes que ver en Dublín, también se encuentran algunos museos. La capital irlandesa no se queda

0 comentarios
 Más info interesante para visitar Dublín 

¿Dónde alojarse en Dublín? 🏨

Aunque no pueda parecerlo a simple vista, los alojamientos a precio barato en Dublín existen. Es más, la ciudad es bastante asequible en este aspecto.

La ciudad con los lugares que ver no es muy grande, por lo que En cuanto a las zonas donde dormir en Dublín, yo me decantaría por un hotel, hostal o apartamento cerca del centro. Es decir, en la zona que se encuentra al norte del río Liffey, la O’Connell Street y sus aledañas y, al sur del río, toda la zona que hay hasta el parque St. Stephen Green.

Por otro lado, si queréis estar en una área más animada, Temple Bar y Grafton Street son las que más marcha tienen. En esta ciudad, no merece la pena alojarse lejos del centro por ahorrar un poco, ya que el precio y la incomodidad del transporte público no compensará.

Si reservas a través de alguno de los enlaces del artículo (o de la web) o en el siguiente mapa, no te costará más caro y estarás echando una mano a que VanessaTravels siga adelante. ¡Gracias!

A continuación, te dejo un mapa con los precios de las habitaciones dobles en Dublín. Puedes introducir las fechas que te interesen para ver los precios actualizados.



Booking.com

¿Cómo moverse por Dublín? 🚌

La verdad es que el transporte de Dublín no brilla por ser de los mejores de Europa. De hecho, es bastante malo y caro. Así que, te recomiendo que busques un alojamiento en una zona donde no tengas que cogerlo mucho.

Sin embargo, si necesitas trasladarte con el transporte público, estas son las opciones que tienes en Dublín:

AutobúsTranvíaBicicleta

Dublín tiene más de 100 líneas (normales, express -Xpresso- y nocturnas -Nitelink-). Ten cuidado porque las paradas no están muy bien señalizadas y las rutas son un poco complicadas de entender.

Los precios de los billetes son una aventura. Dependiendo del número de paradas, el precio variará. Por ejemplo, de 1 a 3 paradas el precio es de 2,15 €; de 4 a 13 paradas vale 3 €; y a partir de 13 paradas cuesta 3,30 €. Estos precios son inferiores para menores de 16 años. Si no tienes ni idea de cuántas paradas vas a hacer, lo mejor es que le digas al conductor tu destino. Importante: debes llevar el importe exacto en monedas. El pago se hace a través de una especie de “hucha” que no devuelve cambio. Esto no ocurre en las líneas Airlink 747 y 748 que van al aeropuerto.

Además, el precio del autobús Xpresso es de 3,80 €, el del nocturno es de 6,60€ y de 1 € para algunas líneas con Tarifa City Centre Fare. Por otra parte, puedes comprar un bono de 10 viajes por 25 €, donde cada viaje dura 90 minutos. También hay abonos diarios (Rambler) o para varios días. Para que te hagas una idea, el de 5 días cuesta 33 €. Lo mejor es que, si vas a moverte con el bus, compres tu abono Rambler en el aeropuerto, ya que este trayecto está incluido.

Los autobuses de Dublín circulan, por lo general, todos los días de 7:00 h y las 23:30 h. Puede que algunas líneas empiecen antes. Los autobuses nocturnos circulan los viernes y los sábados entre las 00:00 h y las 04:00 h.

El conocido como Luas tiene dos líneas en la ciudad, la roja y la verde. La primera tiene 32 paradas y une Tallaght (al suroeste) con The Point (al este). Con ella, puedes llegar a lugares como O’Connell Street, el Collins Barracks, la Destilería de Jameson, Smithfields o la estación de tren Heuston.

La segunda une Brides Glen (al suroeste) con Broombridge y no tiene tanto interés turístico, solo si te alojas cerca de alguna parada.

Al contrario que en bus, en el tranvía puedes comprar los billetes en las paradas y no necesitas llevarlo exacto. El billete dura 90 minutos, pero no puedes hacer varios viajes con él, solo uno. El precio también dependerá de la distancia que vayas a recorrer. Por ejemplo, un viaje en una zona cuesta 2,10 €, en 2 zonas vale 2,80 €, en 3-4 zonas son 3,10 € y en 5-8 zonas cuesta 3,20 €. Para ida y vuelta, los precios son 3,70 €, 4,80 €, 5,40 € y 5,50 €, respectivamente. Para niños entre 3 y 15 años, los precios son más baratos.

También hay abonos de diferentes días. Para que te orientes un poco, el de 7 días para 1 zona cuesta 16,50 €. Si tienes la Leap Card, todos los precios se reducen bastante, por lo que es muy recomendado comprarla.

La frecuencia del Luas es de entre 5 y 15 minutos, depende de la hora. Este servicio funciona de 5:30 h a 0:30 h de lunes a viernes, de 6:30 h a 0:30 h los sábados y de 7:00 h a 23:30 h los domingos y festivos.

Aunque no hay carriles específicos para ir en bici, es un medio bastante usado por los dublineses. Para turistas, hay varias opciones. Bien alquilas una bici en algún local de alquiler o bien optas por las Dublinbikes, el sistema público de alquiler de bicicletas, que funciona muy bien.

El registro es muy fácil. Solo necesitas una tarjeta de crédito y acceder a alguno de los terminales de las estaciones de bicis. Una vez hecho el registro, podrás usar las bicis el tiempo que quieras todos los días de 5:00 h a 00:30 h.

Las tarifas varían según el tiempo que la uses. La primera media hora es gratis, a partir de ahí, el precio es de 0,50 € para 1 hora; de 1,50 € para 2 horas; de 3,50 € para 3 horas; de 6,50 € para 4 horas; y por cada media hora adicional se pagan 2 €. Además, hay una suscripción anual de 25 € o de 3 días por 5 €.

¿Qué comer en Dublín? 🍛

Durante tu viaje, no puedes dejar de probar algunos de los platos más típicos de la gastronomía irlandesa, como la seafood chowder, la mussel soup, el boxty o el bacon and cabbage.

Para conocer más sobre estos platos y ver qué otros son tradicionales, puedes echar un vistazo al siguiente artículo.

Artículo recomendado
comida tipica de Irlanda

Comida típica de Irlanda: qué comer y beber

Con ingredientes locales y técnicas de cocina tradicionales, la comida típica de Irlanda se basa en platos sustanciosos que proporcionan

0 comentarios

¿Qué tiempo hace en Dublín? ☀️

El clima de Dublin es un clima marítimo. Por lo tanto, tiene veranos frescos e inviernos suaves y las temperaturas no suelen ser extremas en ninguno de los casos, con cifras que oscilan entre los 3 °C y los 19 °C y rara vez son inferiores a -1 °C o superiores a 22 °C.

Los veranos suelen tener unas temperaturas máximas de 17 °C, con julio como mes más caluroso donde las máximas rondan los 19 °C y no se suele bajar de los 12 °C. Los inviernos son más frescos y tienen unas temperaturas máximas medias que rondan los 10 °C, con febrero como el mes más frío del año donde las mínimas son de alrededor de 3 °C y las máximas de 8 °C.

Por lo que respecta a la lluvia, no te voy a engañar, en Dublín llueve siempre, todo el año. Eso sí, la intensidad y cantidad varía. Los meses más lluviosos son octubre y noviembre y los que tienen menos precipitaciones son de mayo a julio, donde suele caer alguna llovizna sin importancia. Pero ya te digo que, vayas cuando vayas, lleva paraguas o chubasquero.

Mejor época para visitar Dublín

Con todo esto, la mejor época para visitar Dublín suele ser desde finales de junio hasta finales de agosto. Yo estuve en dos ocasiones, en abril y en julio. Llovió en ambas, aunque julio tuvo temperaturas mucho más agradables y menos lluvias.

Resumen de enlaces importantes
Alojamiento
Encuentra el alojamiento más económico disponible en Dublín para tu estancia en Booking.
Seguro
¡No te la juegues en tus viajes! Contrata un buen seguro de viajes con IATI (¡con un 5 % de descuento!).
Tarjeta turística
Recuerda que puedes comprar el Dublin Pass para disfrutar de descuentos.
Free tour por Dublín
Acuérdate de que puedes hacer el tour gratuito por Dublín.
Qué comer en Dublín
Conoce los platos tradicionales de la gastronomía irlandesa en el artículo de qué comer en Irlanda.
Museos de Dublín
Recuerda que tienes más detalles sobre los museos en el artículo sobre los museos de Dublín.
Festividad de St. Patrick's
Si te interesa esta festividad, echa un vistazo al artículo sobre St Patrick’s.
Guías de Irlanda
Si quieres conocer más sobre el país, mira en la sección de Irlanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *