Roma: qué ver y qué hacer

La capital de Italia es la ciudad más importante y más poblada del país, con casi 3 millones de habitantes. En su amplia extensión de 1287,36 km², son muchas las cosas interesantes que ver en Roma. Por eso, es recomendable que planifiques tu visita, para no perderte nada de esta maravillosa ciudad.

Puedes ver lo esencial en 3 o 4 días, aunque si puedes estar más tiempo, será mucho mejor para disfrutar del ambiente de la ciudad y también de su deliciosa gastronomía.

Para que no pierdas detalle, he preparado esta guía completa con información de los lugares que ver en Roma, sobre su transporte, el alojamiento, la comida y el clima. Todo lo que necesitas saber está aquí. ¡Echa un vistazo!

Qué ver en Roma 👀

Si quieres hacer una visita o tour te recomiendo que le eches un vistazo a este free tour por la Roma imperial o a este free tour por Roma. Para ir por libre, estos son los lugares que ver en Roma que no te puedes perder.

 Los lugares de Roma imprescindibles  👌🏽

El Coliseo

El Coliseo, lugar que ver en Roma

Probablemente es el monumento más famoso de Roma y uno de los más espectaculares y visitados, de ahí que no sea extraño que sea considerado como una de las siete nuevas maravillas del mundo, además de ser Patrimonio de la Humanidad. El Coliseo se acabo de construir en el año 80 d. C. y se le conocía como Anfiteatro Flavio.

Tiene una superficie de unos 24 000 m² y sus dimensiones son de 48,5 m de altura y la arena de 86 × 54 m. Con todo esto, tenía una capacidad para más de 65 000 espectadores. Fue el anfiteatro más grande del Imperio Romano y es uno de los lugares que ver en Roma imprescindibles.

Parte de la estructura y de sus elementos se han ido perdiendo o deteriorando con el paso de los años, pero todavía es imponente. En él, se hacían espectáculos de todo tipo, desde peleas de gladiadores, hasta ejecuciones de prisioneros o recreaciones de batallas.

El Coliseo está abierto todos los días de 8:30 h a 19:00 h, aunque los horarios pueden variar, así que mejor que lo revises antes de ir. La entrada combinada para el Coliseo, el Palatino y el Foro Romano vale 12 € para adultos, 7,50 € para jóvenes entre 18 y 24 años y es gratis para menores de 17 años y mayores de 65 años de la UE. También es recomendable contratar esta visita guiada por los tres lugares par no perderte nada.

El Foro Romano

foro romano

En la época republicana y del Imperio, este lugar repleto de templos y palacios era el centro neurálgico de Roma, donde se desarrollaba la vida cultural, social, religiosa, política y económica de la capital. Cuando finalizó el Imperio, el foro se fue dejando en el olvido y quedó enterrado. No fue hasta el siglo XX cuando se empezaron las excavaciones, de ahí el estado actual en el que está.

Son muchos los lugares de interés que hay en el foro: la Vía Sacra, el Arco de Tito, el Arco de Severo Séptimo, la Basílica de Majencio y Constantino, La Curia, la Columna de Foca y los templos de Antonino y Faustina, Saturno, Venus, Rómulo y Vesta, entre otros.

Es un lugar muy bonito en el que puedes pasar horas recorriéndolo para trasladarte a la época del Imperio. Cuando acabes la visita, puedes subir a la Plaza del Campidoglio, donde tendrás unas perspectivas únicas de la zona.

El foro abre todos los días de 8:30 h a 19:00 h, menos el 25 de diciembre y el 1 de enero, que está cerrado. La entrada es la combinada con el Coliseo y el Palatino, así que tienen el mismo precio. El foro se encuentra entre el Coliseo y la Plaza del Campidoglio, así que puedes visitar el Coliseo y luego el foro o al revés y también hacer el tour guiado.

La Fontana di Trevi

Fontana di Trevi, uno de los lugares que ver en Roma

Otro de los lugares más famosos y visitados de la ciudad es esta gran fuente de 20 m de largo y 26 m de alto. La Fontana di Trevi se acabó de construir en 1762 y ocupa todo un lateral de la Piazza di Trevi. De la fuente barroca, destaca la enorme escultura de Neptuno guiando su carro tirado por tritones y caballos marinos, así como el arco del triunfo y los bajorrelieves.

Para cumplir como turista, no te puedes ir sin echar alguna moneda a la fuente. Dice el mito que con una moneda volverás a Roma, con dos encontrarás el amor y con tres te casarás con esa persona. Mito o realidad, todo el mundo acaba arrojando alguna. De hecho, cada año se sacan monedas por valor de alrededor de un millón de euros.

Es un lugar muy concurrido durante todo el año. Si quieres evitar aglomeraciones, puedes intentar ir por la mañana muy pronto o ya de noche, cuando, además, estará iluminada y tendrá un toque especial. Sin duda, es uno de los lugares que ver en Roma.

El Panteón de Agripa

Panteón de Agripa, uno de los lugares que ver en roma

Este monumental templo se acabó de construir alrededor del año 125 y se considera como la obra mejor conservada de la antigua Roma, además de ser una obra maestra. Todavía recuerdo el énfasis con el que nos lo explicaba mi profesora de Historia del Arte. El nombre proviene del anterior panteón que había en el mismo lugar y con el mismo nombre, que quedó destruido en el año 80 por culpa de un incendio.

Quizás, a simple vista, no te parezca gran cosa, pero debes saber que es un edificio sorprendente. La zona circular tiene una altura de 43,30 metros y las mismas dimensiones de diámetro, por lo que la cúpula es enorme, incluso más grande que la de la Basílica de San Pedro. En el centro de la cúpula se abre un óculo de 8,92 metros de diámetro, por el que entra la luz natural que ilumina todo el interior del edificio.

En la fachada, hay 16 columnas hechas de granito y de 14 metros de altura. Grabado en el friso sobre estas, se encuentra la inscripción “M.AGRIPPA.L.F.COS.TERTIVM.FECIT” (“Marco Agrippa, hijo de Lucio, cónsul por tercera vez, lo hizo.”). En lo que respecta al interior, está repleto de obras de arte y de tumbas de reyes y personajes conocidos de Italia, entre las que destaca la del pintor Rafael.

El Panteón está abierto de lunes a sábado de 8:30 h a 19:30 h y los domingos y el día 1 de mayo de 9:00 h a 18:00 h. La entrada es gratuita y es uno de los lugares imprescindibles que ver en Roma. El monumento se encuentra en la Piazza della Rotonda, entre la la Plaza Navona y la Fontana de Trevi.

La Plaza de España

plaza de España

La Piazza Spagna es una de las más conocidas y visitadas de Roma, sobre todo, por sus famosas escalinatas (de 135 peldaños) que te llevan a la iglesia de Trinità dei Monti. Se construyeron a principios del siglo XVIII y seguro que te suenan, porque han salido en incontables películas y series de televisión.

La plaza está rodeada de varias de las calles más importantes de la ciudad, como la Via dei Condotti, la Via Frattina y la Via del Babuino (por la que llegarás hasta la Plaza del Popolo). En el centro de la plaza, se encuentra la Fontana della Barcaccia, una fuente con forma de barco y construida en el año 1627. Si quieres conocer más sobre las plazas y fuentes que ver en Roma, te recomiendo este paseo.

 En el Vaticano  🇻🇦

La Plaza de San Pedro

plaza De San Pedro, en el vaticano

La Piazza San Pietro es una de las más conocidas de mundo y seguro que nada más ver la imagen te suena. Es una enorme plaza de 320 metros de largo y 240 metros de ancho que se acabó de construir en 1667, a manos de Bernini. En ella se pueden albergar a más de 300 000 personas.

Además de tener la Basílica de San Pedro delante, este lugar tiene otras características que la hacen ser reconocida por sí sola. Destacan las 88 pilastras y las 284 columnas (algunas con estatuas de santos encima) que rodean la plaza formando un pórtico de cuatro filas. Además, en el centro hay un gran obelisco de 25 metros de altura, que se trajo de Egipto en 1586, y a los lados un par de fuentes.

La Basílica de San Pedro

Basílica de San Pedro, en el vaticano

La Basilica Papale di San Pietro es uno de los lugares imprescindibles que visitar en el Vaticano y en tu viaje a Roma. Se acabó de construir en el año 1626 (tras más de 100 años de obras) y es el templo más grande y más importante del catolicismo, pues acoge a la Santa Sede y aquí se hacen las liturgias más importantes.

En el interior de la basílica, con una capacidad para 20 000 personas por sus grandes dimensiones, puedes ver obras tan importantes como la estatua de San Pedro, La Piedad de Miguel Ángel o el Baldaquino de Bernini, entre otras. Aquí también se encuentra la tumba del papa San Pedro, el primero de la historia y que da nombre al edificio.

Por otro lado, puedes subir a la impresionante cúpula que alcanza los 136 metros de altura. Desde ahí y si el tiempo te lo permite, tendrás una vistas increíbles de la plaza e, incluso, de la ciudad de Roma. Ahora bien, debes tener en cuenta que el último tramo de la subida se hace a pie, por una escalera de caracol algo estrecha y empinada.

Finalmente, puedes rematar la visita bajando a la Necrópolis Vaticana. Para hacerlo, al tener el acceso limitado, tienes que completar un formulario en la página web o enviar un fax con antelación.

La entrada a la basílica es gratuita, pero la entrada para subir a la cúpula si que se paga. Vale 8 € con acceso al ascensor hasta la terraza (quedarán 320 escalones para subir a pie) y 6 € sin ascensor (subida de los 551 escalones a pie). Si lo prefieres, puedes elegir esta entrada sin colas y con audiogía a la basílica para conocer todos los detalles y para evitar las largas colas que se forman a la entrada.

La basílica está abierta todos los días de 7:00 h a 18:30 h y hasta las 19:00 de abril a septiembre. La cúpula abre una hora más tarde y cierra una hora antes. Si vas un miércoles, a las 10:30 h el Pala hace la homilía en la Plaza San Marcos. El edificio se encuentra en la plaza homónima, la Plaza de San Pedro.

La Capilla Sixtina

la Capilla Sixtina

Otro de los lugares que no te puedes perder del Vaticano es la Capilla Sixtina, donde está la obra más conocida de Miguel Ángel. La capilla se encuentra dentro del Palacio Apostólico, que es la residencia oficial del papa. El edificio se acabó de construir en 1481.

Lo más destacado de la capilla son los frescos que decoran las paredes y el techo. Están hechos por algunos de los artistas más importantes de la época, como Botticelli, Luca, Perugino o, por supuesto, Miguel Ángel, que se encargó de pintar todos los frescos del techo y algunos de las paredes. Pintar la bóveda de unos 40 x 13 metros le llevó 4 años.

La pintura más conocida es la de La creación de Adán, en la parte central de la bóveda, pero también destacan el enorme fresco de El Juicio Final, sobre el altar mayor, o escenas del Génesis como la Embriaguez de Noé, el Pecado original y expulsión del Paraíso o la Separación de la luz de la oscuridad, entre otras.

La capilla es la atracción de la ciudad y casi de Europa que más colas tiene para su entrada, a la que se accede por los Museos Vaticanos. La mejor opción para no perder horas esperando es comprar la entrada anticipada a los museos y a la capilla, así entrarás antes de que abra al público general.

Si quieres ir por libre, es recomendable que evites los fines de semana (sobre todo los de temporada alta), la Semana Santa y el último domingo de cada mes, ya que este día la entrada es gratuita y se nota en las colas. La mejor hora suele ser alrededor de las 13:00 h.

Los Museos Vaticanos

Esta es otra de las atracciones turísticas del Vaticano y atrae a millones de turistas cada año. Los museos se originaron en 1503, cuando el Papa Julio II donó su colección privada. Desde entonces, se fueron sucediendo las donaciones hasta contar con una de las colecciones de arte más grandes del mundo.

Además de ser la puerta de entrada a la Capilla Sixtina, estos museos contienen otras galerías, obras y objetos muy interesantes. Estos son los museos, salas o secciones que puedes encontrar en el complejo:

  • Museo Pío – Clementino
  • Museo Etnológico Misionero
  • Museo Histórico – Pabellón de Carrozas
  • Museo Pío Cristiano
  • Museo Egipcio
  • Museo Etrusco
  • Museo Chiaramonti
  • Museo Gregoriano Profano
  • Pinacoteca
  • Galería de Tapices
  • Galería de los Candelabros
  • Galería de mapas cartográficos
  • Sala Sobieski y de la Inmaculada
  • Sala de la Biga
  • Apartamento de Pío V
  • Apartamento Borgia
  • Estancias de Rafael

Los museos están abiertos de lunes a sábado de 9:00 h a 18:00 h (el último acceso es a las 16:00 h). Los domingos cierran, menos el último del mes, que abren de 9:00 h a 14:00 h (último acceso a las 12:30 h). Además, están cerrados durante varios festivos a lo largo del año: el 1 y el 6 de enero, el 11 de febrero, el 19 de marzo, el 12 y el 13 de abril, el 1 y el 21 de mayo, el 29 de junio, el 15 de agosto, el 8, el 25 y el 26 de diciembre.

La entrada vale 16 € para adultos y 8 € para niños de 6 a 18 años y estudiantes entre 19 y 26 años. El último domingo del mes la entrada es gratuita. Si prefieres evitar las largas colas, entrar 1,5 h antes de la apertura al público y conocer todos los detalles de las obras, te recomiendo que le eches un vistazo a la visita guiada por el Vaticano por 42 €, que incluye los museos, la capilla y la basílica.

Cómo llegar al Vaticano

La Ciudad del Vaticano está a unos 5 km del centro de Roma. Si quieres ir en transporte público, la mejor opción es el metro. Puedes coger la línea A y bajar en Cipro (más cerca de los museos) o en Ottaviano (más cerca de San Pedro).

Si prefieres ir a pie, tardas una media hora desde el centro de la ciudad. Otra opción es hacer este tour privado por el Vaticano que incluye recogida en el hotel.

 Otros lugares que ver en Roma  🎨

El Monte Palatino

Monte Palatino

Il Palatino es una de las siete colinas de Roma. Es la más céntrica y la que menos altura tiene, unos 50 metros. Aún así, sigue siendo una de las partes más elevadas de la antigua ciudad. Se encuentra entre el Foro Romano y el Circo Máximo. En el periodo republicano, aquí era donde se instalaban los ciudadanos de clase alta. De ahí que la mayoría de restos que se conservan son de palacios.

Todo el conjunto es muy interesante y supone un viaje en el tiempo a la antigua Roma. De todos los edificios y restos, destacan el palacio Domus Flavia, la Casa de Livia, la Casa de Augusto, los Jardines Farnesianos, el hipódromo de Domiciano o el Museo Palatino, entre otros. Además, desde el Palatino tendrás unas vistas del Foro Romano increíbles.

El Palatino está abierto todos los días de 8:30 h a 19:00 h. Como he comentado antes, lo mejor es coger la entrada combinada con el Foro Romano, el Coliseo y el Palatino o contratar la visita guiada de los tres lugares aquí.

La Plaza Navona

Plaza Navona, lugar que ver en roma

Otro de los lugares que ver en Roma es la Piazza Navona. Es una de las más conocidas de la ciudad y, probablemente, también una de las más bonitas. La plaza es de estilo barroco y ocupa el lugar donde antiguamente estaba el estadio de Domiciano allá por el año 86.

Uno de los rasgos más destacados del lugar son las tres fuentes. La primera y más destacable es la Fontana dei Quattro Fiumi (la fuente de los cuatro ríos), que se construyó en 1651 y está en el centro de la plaza. Tiene un obelisco de 16 metros de altura y cuatro estatuas que representan los cuatro ríos más importantes de la época (el Danubio, el Nilo, el Ganges y el río de la Plata).

Luego, está la Fontana del Moro, al sur de la plaza, que era conocida al principio como la fuente del caracol. Y, finalmente, la Fontana del Nettuno, que estuvo varios años sin acabar, hasta que se finalizó en 1873. Aparte de las fuentes, hay algún edificio interesante en la plaza, como la Iglesia de Santa Agnes o el Palazzo Pamphili.

Esta gran plaza es un lugar muy agradable y animada, donde hay varios restaurantes y terrazas para comer o tomar algo y donde suele haber actuaciones de artistas callejeros.

El mercado de Trajano

mercado de Trajano

El Mercati di Traiano se construyó entre los años 100 y 110 d. C. y fue el primer centro comercial cubierto de la historia. Cuando se construyó, tenía capacidad para más de 150 locales comerciales distribuidos en seis plantas.

Actualmente, no es un mercado, sino que alberga el Museo de los Foros Imperiales. Con la visita, además de ver los restos del edificio que se conservan bastante bien, también puedes aprender sobre los foros con las distintas exposiciones con maquetas y vídeos.

La entrada vale 9,50 € para adultos y 7,50 € para personas de 18 a 24 años que pertenezcan a la UE. El mercado abre de martes a domingo de 9:00 h a 19:00 h y se encuentra en la Via IV Novembre.

Si quieres aprovechar, cerca del mercado está el foro de Trajano donde se encuentra la gran Columna de Trajano de 38 metros de altura. Si te acercas, verás los relieves en los que se narran dos victoriosas campañas del emperador del mismo nombre.

El castillo Sant’Angelo

castillo Sant’Angelo

El Castel Sant’Angelo también se conoce como Mausoleo de Adriano (porque el emperador Adriano quería usarlo como su mausoleo) y su construcción se acabó en el año 139. En el año 403, se convirtió en un edificio militar y paso a formar parte de la Muralla Aureliana.

En 1277, se construyó un corredor fortificado que unía el castillo con la Ciudad del Vaticano, para que en caso de haber peligro, el Papa pudiera escapar. De hecho, en los asedios de Roma del 1527, el Papa Clemente VII se refugió en el castillo.

Puedes visitar este edificio de cinco plantas para ver lugares como la cámara de las cenizas, las celdas, la zona de la residencia Papal, otras estancias y algunas colecciones de armas además de las decoraciones con frescos. Lo mejor de la visita son las vistas del río y de la ciudad desde la terraza.

La entrada general al castillo vale 15 € y 7 € para mayores de 65 años y menores de 18. Si lo prefieres, puedes hacer este tour por el Castillo de Sant’Angelo que incluye subida a la terraza. El castillo se puede visitar de martes a domingo de 9:00 h a 19:30 h y se encuentra en Lungotevere Castello, en el margen derecho del río Tíber y a escasa distancia de la Ciudad del Vaticano.

Las termas de Caracalla

termas de Caracalla

Las terme di Caracalla se construyeron entre los años 212 y 216 bajo el mandato del el emperador Caracalla. En su época, fueron uno de los mayores complejos termales. Actualmente, se conservan muros y restos de mosaicos y de lo que fue el lugar.

Este lugar era muy importante para socializar, aparte de para mantener la higiene, pues en el recinto había otras zonas en las que se podía hacer ejercicio, una biblioteca o jardines. Además, la construcción fue una obra de ingeniería en la época, pues tenían complejos sistemas de abastecimiento de agua y de calefacción.

En 537, se prohibió el uso de las termas, pues los acueductos quedaron dañados por los bárbaros. También fueron saqueadas y, más tarde, un terremoto destruyó parte del edificio. Aún así, es un lugar que ver en Roma que merece la pena.

La entrada vale 8 € para adultos y 4 € para personas entre 18 y 24 años que sean de la UE. Si quieres, puedes comprar esta visita guiada a las termas y al Circo Máximo para evitar colas y conocer mejor los lugares. Las termas están abiertas de martes a domingo de 9:00 h a 18:30 h y los lunes hasta las 14:00 h. se encuentran en la Via delle Terme di Caracalla.

El monumento a Vittorio Emanuele II

monumento a Vittorio Emanuele II

El Monumento Nazionale a Vittorio Emanuele II, o simplemente Vittoriale, es un impresionante edificio en la Piazza Venezia que seguro que te sonará de haberlo visto. Se inauguró en 1911 para rendir homenaje al primer rey de Italia tras haberse unificado, Victor Manuel II.

El increíble monumento de mármol blanco mide 135 metros de ancho y alcanza los 70 metros de alto. Tiene un gran número de columnas de estilo corintio y está presidido por la escultura ecuestre de bronce de Víctor Manuel y por dos estatuas de cuadrigas guiadas por la diosa Victoria.

En la actualidad, el edificio alberga el Instituto para la Historia del Risorgimento italiano y el Museo del Risorgimento. Desde 1921, también se encuentra en su interior la tumba del soldado desconocido. Una de las cosas más interesantes que hacer es subir a la terraza para ver las vistas panorámicas de los alrededores desde las alturas.

El horario de visita es de 9:30 h a 19:30 h (aunque el último acceso es a las 18:45 h). La entrada es gratuita, pero el ascensor a la terraza (es el único acceso) vale 7 € para adultos y 3,50 € para menores de 18 y mayores de 65 años. El monumento se encuentra en la Piazza Venezia.

La boca de la verdad

boca de la verdad

La Bocca della Verità es otro de los monumentos más famosos que ver en Roma y de la que seguro que habrás visto réplicas en ferias o lugares similares. Esta gran máscara de tiene 1,75 m de altura y está hecha de mármol.

La máscara está dedicada al Dios del Mar y dice la leyenda que mordía la mano de aquél que mentía. Por eso es común hacerse fotos con la mano dentro de la boca.

La entrada vale 2 € y las visitas se pueden hacer de 9:30 h a 17:50 h. Este monumento se encuentra en la iglesia de Santa María de Cosmedin desde 1632, pues anteriormente estaba en la Plaza de la Bocca della Veritá.

El campo de flores

campo de flores, plaza que ver en roma

El campo dei Fiori, construida en 1456, es otra de las plazas más interesantes que ver en Roma. Recibe su nombre del lugar en el que se construyó, pues antes habita un gran campo de flores. Es un lugar muy animado a cualquier hora del día gracias a los locales, bares y terrazas que tiene.

Desde el año 1869, en esta plaza se monta un mercadillo todas las mañanas de lunes a sábado. En él se venden varios tipos de productos, como alimentos, flores o souvenirs, entre muchos otros. En la plaza hay algún edificio y estatua importantes, como el Palacio Orsini o la estatua de Giordano Bruno.

La Basílica de San Pedro Encadenado

Basílica de San Pedro Encadenado

La basílica di San Pietro in Vincoli se construyó en el siglo V y aunque no es de las más destacadas, merece la pena hacerle una visita si tienes tiempo. Es un templo sencillo y distinto al resto. En el interior, puedes ver el relicario en el que se guardan las cadenas de San Pedro, el mausoleo del Papa Julio II con la impresionante escultura del Moisés de Miguel Ángel y algunos altares y frescos.

Es un lugar interesante y distinto que ver en Roma. La entrada a la basílica es gratuita. Se puede visitar todos los días de 8:00 h a 12:30 h y de 15:00 h a 19:00 h. La basílica está en la Piazza di San Pietro in Vincoli.

La Domus Aurea

Domus Aurea, palacio de Nerón

Esta “casa de oro” fue un gran palacio que mandó construir el emperador Nerón en el año 64 para ser su hogar. Se calcula que ocupaba unas 50 hectáreas de espacio, en las que se encontraba la mansión con más de 300 habitaciones y un gran lago artificial.

A petición del Emperador Trajano, toda la zona estuvo enterrada bajo 8 metros de tierra durante muchos siglos. Se empezó a descubrir y desenterrar en el siglo XV. Sufrió un período de derrumbes y tuvo que cerrar, pero abrió de nuevo en el 2017.

Durante la visita, podrás ver grandes galerías, pinturas de la época y una sala octogonal con un gran óculo que deja pasar la luz natural al interior. Este lugar solo se puede visitar los sábados y domingos y hay que reservar la visita guiada con anterioridad. Se encuentra bajo la colina del monte Opio, cerca del Coliseo.

El Circo Máximo

Circo Máximo

El Circo Massimo, con unas medidas de 600 metros de largo y más de 2,, metros de ancho, era el más grande de Roma y tenía capacidad para unas 300 000 personas. Junto con los anfiteatros y teatros, los circos eran uno de los lugares más importantes de la vida lúdica de los habitantes. Aquí se celebraban juegos como carreras de carros, exhibiciones ecuestres o varios tipos de espectáculos.

Aunque no queda mucho de lo que fuera este gran circo en su día, puede ser un lugar interesante que ver en Roma si te gusta la historia. Este circo se encuentra en Via del Circo Massimo, entre los montes Aventino y Palatino.

Las catacumbas

Las catacumbas son galerías subterráneas que se utilizaban como lugar de enterramiento desde el siglo II hasta el V, aproximadamente, ya que la tradición cristiana veía mal incinerar los cuerpos y había problemas de espacio. En Roma, existen más de sesenta catacumbas que alojan miles de tumbas, por lo que son de las más extensas del mundo. Sin embargo, solo seis de ellas se pueden visitar.

En la Via Appia Antica, se encuentran las Catacumbas de San Sebastián (12 km de extensión), que son las más conocidas; y las Catacumbas de San Calixto (más de 20 km de extensión). En la Via Salaria, están las Catacumbas de Priscila. En la Via delle Sette Chiese, están las Catacumbas de Domitila (más de 15 km de extensión). Finalmente, en la Via Nomentana, se encuentran las Catacumbas de Santa Inés.

La entrada vale 8 € para adultos y 5 € para menores de 15 años y es siempre con guía. Por lo general, el horario de visita es de 9:00 h a 12:00 h y de 14:00 h a 17:00 h o 18:00 h, aunque es mejor que revises la del lugar en concreto. Para llegar, puedes coger las líneas 118 y 218 hasta las de San Calixto y San Sebastián y las líneas 218 y 716 hasta las de Domitila.

Sin embargo, en este caso es mejor contratar una excursión que te facilite las cosas (como esta) y que incluya el transporte, las entradas y la guía. Para ello, te recomiendo esta opción.

 Los museos de Roma  🎨

Aparte de los museos que ya te he comentado en alguno de los apartados anteriores, hay otros que ver en Roma que son muy interesantes. Te los dejo a continuación.

Los Museos Capitolinos

museos capitolinos

Los Musei Capitolini forman el museo municipal de Roma. La institución empezó en 1471, con la donación del Papa Sixto IV de una colección de bronces. Esto lo convierte en el museo más antiguo del mundo. El complejo está formado por el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo, que están unidos por la Galleria Lapidaria, un paso subterráneo.

El primero alberga una colección de bustos de personajes ilustres y también es una pinacoteca, con obras de autores tan conocidos como Tiziano, Caravaggio, Tintoretto o Rubens, entre otros. Entre las obras, destacan la figura original de la Loba Capitolina, el Ritratto di Carlo I d’Angiò o la estatua ecuestre original de Marco Aurelio.

El segundo es el que recoge la mayoría de esculturas de la colección. De entre todas, destacan la Venus Capitolina, el Discóbolo o Gálata moribundo, así como varios bustos de personajes de la antigua Grecia.

La entrada vale 15 € para adultos, 13 € para ciudadanos de la UE entre 18 y 25 años y es gratis para menores de 18 años y personas con movilidad reducida, así como para todo el mundo el primer domingo de cada mes. Si lo prefieres, por 50 € puedes hacer esta visita guiada por los Museos Capitolinos y sus alrededores.

Los museos abren de martes a domingo de 9:30 h a 19:30 h y se encuentran en la Piazza del Campidoglio.

La Galería Borghese

galeria borghese, museo que ver en roma

Esta galería se ha convertido en uno de los museos mejor reputados y más famosos del mundo. Por eso, es uno de los museos que ver en Roma casi obligatorio. Su colección se inició en 1576 por el cardenal Scipione Borghese y, desde entonces, no ha hecho más que crecer.

En esta galería de dos plantas, encontrarás obras de artistas tan importantes como Rafael, Tiziano, Bernini, Caravaggio, Canova, Rubens, Botticelli o del mismo Scipione Borghese, entre otros muchos, en la planta superior. En la planta principal, hay una exposición de antigüedades clásicas con esculturas, mosaicos y frescos perfectamente conservados.

Si decides visitar la galería, debes reservar la visita con anterioridad por internet o por teléfono. La entrada a la galería vale 20 € para adultos, 9 € para personas entre 18 y 25 años que sean de la UE y es gratis para menores de 18 años. Si prefieres hacer una visita guiada por la galería por 59 €, te recomiendo esta.

La galería abre de martes a domingo de 8:30 h a 19:30 h y cierra los lunes. El edificio se encuentra en Piazzale del Museo Borghese, cerca de los jardines de la Villa Borghese.

La Galería Nacional de Arte Moderno

Este es otro de los museos destacados de la ciudad y del país. Se creó en 1883 para albergar las obras de arte contemporáneo del recién unificado estado italiano. Posteriormente, en 1915, la obras se trasladaron al Palacio de Bellas Artes, donde se continúan exponiendo en la actualidad.

En este museo de dos plantas, podrás ver más de 5000 obras, tanto esculturas como pinturas, creadas desde el Neoclásico hasta alrededor del año 1960. En la planta inferior, se encuentran las obras del siglo XIX de artistas como Cézanne, Monet, Antonio Canova y Vincent Van Gogh. Por otro lado, en la planta superior, están las obras del siglo XX, con piezas de artistas de estilo cubista, futurista, abstracto o dadaísta.

La entrada para la colección permanente vale 10 € para adultos, 2 € para jóvenes entre 18 y 25 años que sean de la UE y es gratis para menores de 18 años. El horario de apertura es de martes a domingo de 8:30 h a 19:30 h y se encuentra en Viale delle Belle Arti.

 Las zonas verdes de Roma  🌳

La Villa Borghese

villa borghese, parque que ver en roma

Si te apetece desconectar un poco del ambiente turista y algo caótico de la ciudad, este parque es un lugar ideal, pues es uno de los pocos espacios verdes de Roma y uno de los parques urbanos más grandes de Europa.

Puedes pasear tranquilamente disfrutando de la naturaleza o encontrar un buen lugar para hacer un picnic. Algunos lugares destacados del parque son el Zoo de Roma, el reloj de agua de Pincio, el Silvano Toti Globe Theatre y el Mirador de Pincio, uno de los lugares desde los que puedes ver los mejores atardeceres sobre Roma.

El parque se encuentra cerca de la Plaza de España y de la galería del mismo nombre de la que ya te he hablado antes. La Villa Borghese está abierta las 24 horas del día. Si te interesa, puedes hacer esta visita guiada por la villa.

Si quieres conocer más detalles sobre estos y otros de los museos que ver en Roma más interesantes, te recomiendo el siguiente artículo.

Artículo recomendado
museos de roma más interesantes

Los 9 mejores museos de Roma: imprescindibles para tu viaje

Si por algo destaca Roma, además de ser una de las ciudades más bonitas y visitadas de Europa, es por

0 comentarios
 Más info interesante para visitar Roma 

¿Dónde alojarse en Roma? 🏨

Como regla general, el alojamiento en Roma no suele destacar por ser barato o de la mejor calidad. Sin embargo, es posible encontrar un buen hotel en Roma a un precio decente. La ciudad no es excesivamente grande, por lo que si el alojamiento está bien comunicado, no tendrás problema en moverte por la ciudad.

En cuanto a las zonas, la mejor siempre va a ser el centro histórico de Roma, donde están algunos monumentos como el Panteón o la Fontana di Trevi. Ahora bien, si no encuentras nada de tu presupuesto, puedes probar por la zona de la Plaza de España o por Tridente. Otros barrios interesantes son el de Monti o Trastévere.

Por otro lado, otra área interesante es por los alrededores de la estación Termini (aunque por la noche es algo ajetreada). Finalmente, puedes buscar por la zona de las afueras del Vaticano, que, aunque está un poco alejado del centro, está cerca del Vaticano, lógicamente.

Si reservas a través de alguno de los enlaces del artículo (o de la web) o en el siguiente mapa, no te costará más caro y estarás echando una mano a que VanessaTravels siga adelante. ¡Gracias!

Dicho esto, te dejo el siguiente mapa, donde puedes ver los precios por habitación doble y por noche en las fechas en las que te interesa hacer el viaje. Así, puedes hacerte una idea aproximada del presupuesto del alojamiento o, incluso, reservarlo directamente si ya lo tienes claro.



Booking.com

¿Qué comer en Roma? 🍕

Más allá de los platos típicos italianos que todo el mundo conoce como la pasta o la pizza, hay otras delicias de la gastronomía que merece la pena probar. Ojo, que debes probar estos dos platos en Italia para comer buena pasta y pizza.

En cualquier caso, te dejo el siguiente artículo, para que puedas informarte bien sobre la comida típica de Italia y tomar nota de lo que te apetece comer en tu viaje a Roma.

Artículo recomendado
comida típica de Italia

Comida típica de Italia: qué comer y beber

Si vas a viajar a Italia, te será difícil decirte entre la gran variedad de exquisiteces que encontrarás en las

0 comentarios

¿Cómo moverse por Roma? 🛵

Aunque el transporte público de Roma no tiene las redes más extensas de Europa, está bien conocer las opciones que tienes para poder desplazarte por la ciudad. Te cuento a continuación la información más interesante sobre cada medio de transporte de Roma.

MetroAutobúsTranvíaBilletes

Es uno de los más pequeños de Europa, con solo 3 líneas y unos 60 km de vías. Aún así, llega a la mayoría de lugares de interés que ver en Roma. Las líneas son las siguientes:

  • Línea A: con paradas cerca de los Museos Vaticanos, la Basílica de San Pedro, la Plaza de España, la Fontana de Trevi o el Panteón, entre otras.
  • Línea B: tiene paradas cerca del Coliseo y del Foro Romano.
  • Línea C: no tiene paradas demasiado interesantes, pero es bueno revisar si el alojamiento está cerca.

El metro funciona todos los días de 5:30 h a 23:30 h y hasta la 1:30 h los viernes y sábados. Puedes comprar los billetes en las estaciones, en estancos o en quioscos.

Para cubrir las carencias del metro, Roma tiene 350 líneas de autobús, 22 de ellas nocturnas, que conectan la ciudad y los alrededores. No es el medio de transporte más puntual, pero es útil para llegar a algunos lugares de interés.

Existen varios tipos de líneas. Las urbanas (señaladas con una “U”) están operativas de 5:00 h o 6:30 h hasta la medianoche. Las nocturnas (marcadas con una “N”) están operativas entre las 00:00 h y las 5:00-6:00 h. Las líneas express (señaladas con una “X”) son las que hacen trayectos largos con pocas paradas. Por último, las exactas (marcadas con una “E”) son las que unen el centro de la ciudad con los barrios periféricos.

Puedes entrar por cualquier puerta del autobús, no es necesario que sea por la delantera. Ahora bien, no olvides que tienes que validar el ticket al subir.

En la actualidad, la red de tranvías cuenta con 6 líneas. Aunque no tienen recorridos tan céntricos como el metro, pueden venirte bien en algunas ocasiones.

Las líneas son la 2, la 3, la 5, la 8, la 14 y la 19. Quizás, la más interesante de todas sea la 3, que es la que pasa por la zona del Coliseo. Pero te pueden venir bien otras, según dónde te alojes, por ejemplo.

El tranvía está en funcionamiento desde las de 5:30 h hasta las 00:00 h. Como en el autobús, puedes subir por la puerta que quieras, pero tienes que validad el billete nada más subir.

Los billetes sirven para todos los medios de transporte. Es decir, para el metro, los autobuses y los tranvías. Además, también serán válidos para otros como el tren suburbano (de cercanías), para los trenes regionales y para los autobuses de la empresa Cotral.

Existen varios tipos de billetes. Según el uso que tengas previsto hacer del transporte público, te convendrá más uno u otro. En resumen, estas son las opciones que tienes:

  • Billete sencillo (BIT): cuesta 1,50 € y tiene una validez de 75 minutos. Puedes hacer transbordos ilimitados entre varios transportes durante la duración del ticket.
  • Billete diario (BIG): tiene un precio de 6 € y la validez va desde el momento en el que lo validas hasta las 00:00 h, para cualquier transporte.
  • Bono de 3 días (BTI): vale 16,50 € y, como su nombre indica, tiene una validez de 3 días (el día que lo validas y los dos siguientes) en cualquier transporte.
  • Bono semanal (CIS): tiene un precio de 24 € y es válido durante 7 días, el que lo validas y los 6 siguientes, en todos los transportes.
  • Otros abonos: si vas a hacer una estancia más larga, también hay abonos mensuales.

¿Qué tiempo hace en Roma? ☀️

El clima de Roma es un clima mediterráneo. con veranos bastante calurosos e inviernos frescos. A lo largo del año, la temperatura oscila entre los 3 °C y los 31 °C. En pocas ocasiones se ven cifras inferiores a los -2 °C o superiores a los 35 °C.

Los veranos suelen ser calurosos y húmedos, con temperaturas máximas medias de alrededor de 28 °C. El mes más caluroso suele ser agosto, con temperaturas medias máximas de unos 31 °C y mínimas medias de alrededor de 19 °C.

Los inviernos son frescos, con máximas medias diarias que no superan los 16 °C. El mes más frío suele ser enero, en el que se registran temperaturas mínimas medias de alrededor de 3 °C y máximas medias de unos 12 °C.

En cuanto a las precipitaciones, los meses con más lluvias son de octubre a diciembre. A partir de ahí empiezan a reducirse hasta que hay muy poca probabilidad de lluvia durante el verano.

Mejor época para visitar Roma

Con todo esto, la mejor época del año para visitar Roma suele ser de junio a septiembre. Sin embargo, los meses anteriores y posteriores al verano, como mayo y octubre, también son una buena opción si no quieres pasar tanto calor y si quieres evitar las aglomeraciones.

Resumen de enlaces importantes
Vuelo
Echa un vistazo a los vuelos para ir a Roma más económicos en Skyscanner.
Alojamiento
Encuentra el alojamiento más económico disponible en Roma para tu estancia aquí.
Seguro
No te la juegues en tus viajes, contrata un buen seguro de viajes con IATI.
Tour gratis por Roma
Recuerda que puedes hacer un free tour en Roma o un free tour por Roma Imperial.
Visita guiada
Si lo prefieres, puedes optar por este tour privado por Roma.
Guía gastronómica
Recuerda que puedes ver qué comer en Roma en mi guía de la gastronomía italiana.
Guías de otras ciudades
Si vas a visitar otras ciudades del país, te recomiendo mi artículo sobre Venecia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *