fbpx

Viajar cuando estás de baja laboral

Recuerdo que, hace ya unos cuantos años, viajé a Sofía estando de baja. Obviamente, tenía el viaje planeado mucho antes de coger la baja. A la vuelta, aunque no me supuso ningún problema en sí en el trabajo, mi jefe me dijo que no debería haberme ido porque no se puede viajar estando de baja. También conozco a gente que no ha salido de su comunidad autónoma porque “no se puede”. ¿Es todo esto correcto?

En este artículo, voy a recopilar toda la información para que puedas resolver una de las dudas más frecuentes en viajeros. Mucha gente no tiene claro si viajar cuando se está de baja es legal o no o si le acarreará algunos problemas.

Además de resolver la duda de si de baja se puede viajar, también daré datos extra sobre tipos de baja y posibles permisos que te podrán ser muy útiles si te encuentras en esta situación y otras actividades que sí que puedes realizar.

¿Puedo viajar estando de baja? 🤔

En pocas palabras, sí, si estás de baja puedes viajar. Sin embargo, el trabajador lo hará siempre bajo su propia responsabilidad y siempre que no se lo haya contraindicado un profesional médico o retrase el proceso de recuperación de la enfermedad o lesión.

Según el ordenamiento jurídico español, no hay ninguna normativa que prohíba desplazarse a otro lugar mientras se padece una incapacidad temporal. Aún así, la Ley General de la Seguridad Social recoge que cualquier trabajador que actúe de forma fraudulenta puede perder el subsidio por este concepto, así como cuando abandone el tratamiento médico sin justificación.

Por lo tanto, todo dependerá de la gravedad de la enfermedad causa de la baja. En ciertos casos, como en bajas por depresión o ansiedad, hacer un viaje puede ser hasta recomendable para mejorar la enfermedad y recuperarse para volver al trabajo. Ahora bien, en situaciones como lesiones que impidan caminar, desplazarse o moverse (si estás de baja por ciática, por ejemplo), lo recomendable es no viajar para no empeorar la situación. Como ves, hay que aplicar un poco de lógica en cada caso.

¿Qué obligaciones tengo que cumplir?

Como sabrás si te encuentras en esta situación, los trabajadores que estén de baja también tienen que cumplir algunas obligaciones, como seguir el tratamiento indicado, acudir a las visitas en los centros sanitarios o INSS para valorar el proceso de mejora o, si fuera el caso, cumplir los requerimientos que pueda hacer la mutua de la empresa.

Si no se cumplen estos requisitos u obligaciones, podría desembocar en la denegación, anulación o suspensión del subsidio o, incluso, se podría dar de alta al trabajador para que se reincorpore a su puesto de trabajo (artículo 175 de la Ley General de la Seguridad Social).

En este caso, se recomienda estar localizable durante los días de viaje (también hacer la escapada a una distancia razonable) y que haya alguien que pueda revisar el correo ordinario de tu casa con frecuencia para que te pueda avisar si tienes alguna carta de la Seguridad Social y que así no faltes a ninguna cita.

¿Cuánto tiempo puedo viajar estando de baja? 📆

No hay un tiempo mínimo o máximo para estos casos. Solo tendrás que contemplar qué tipo de baja tienes y la “libertad temporal” que te ofrece. En la normativa hay cuatro bajas diferentes. Cada una de ellas tienen un sistema de partes de confirmación. Según factores como el  diagnóstico, la edad del trabajador o la ocupación, el médico decidirá qué tipo de baja es necesario aplicar y, por ende, la duración y el tiempo entre partes y visitas al médico. Para que te hagas una idea del tiempo que dispones, estos son los tipos de baja.

Bajas de hasta 5 días naturales

En este tipo, el profesional médico podrá emitir la baja y el alta a la vez. Si se da el caso, el trabajador podrá solicitar un reconocimiento médico el día que está fijado como fecha de alta para que el médico pueda confirmar el alta. En esta baja, la verdad es que no da mucho tiempo a hacer un viaje, a no ser que sea a un lugar cercano y durante un par de días.

Bajas de 5 a 30 días naturales

Para esta clase de baja, el médico emitirá el parte de baja así como la fecha de la primera revisión que no podrá ser más de 7 días después de efectuarse la baja. El día de la primera revisión, el médico juzgará si el paciente debe seguir de baja o si está en condiciones de volver a su puesto de trabajo. Si se da el segundo caso, las siguientes visitas no podrán ser emitidas con más de 14 días naturales de diferencia entre sí. Como en este tipo de baja, y en todas las superiores a 5 días, debe aparecer la fecha de la siguiente revisión, puedes aprovechar par hacer una escapada antes de que te toque ir al médico de nuevo.

Bajas de 31 a 60 días naturales

Para estas bajas, el médico dará la fecha de la primera revisión, que no podrá ser más tarde de 7 días después de la fecha del inicio de la baja. En la revisión, se confirmará la baja o se dará el alta, según considere el facultativo. Las siguientes revisiones médicas no podrán tener una distancia superior a 28 días naturales entre sí. Como ves, aquí ya tienes bastante más libertad para moverte. Sin embargo, el hecho de que no puedan superar los 28 días no quiere decir que vayan a tener esa separación sí o sí.

Bajas de más de 61 días naturales

Si se da el caso de una baja larga, el médico citará al paciente para la primera revisión en una fecha que no podrá superar los 14 días naturales desde que se concede la baja. Tras la valoración y si se prosigue con la baja, las siguientes revisiones no podrán tener una diferencia de más de 35 días naturales entre sí. Aquí también tienes bastante más libertad, como en el caso anterior, pero tampoco puedes fiarte al 100 % de que tendrás 35 días para hacer tu viaje.

¿Quién da permiso para viajar estando de baja? 📝

Aunque no hay un “permiso” en sí para poder ir de baja, se recomienda pedir una autorización al médico que esté llevando el seguimiento de tu estado. El profesional podrá aconsejará o no el viaje, según lo vea oportuno para tu situación.

Con esta autorización, es recomendable acudir al INSS e informar de tus planes de viaje para que, durante tu ausencia, no fije una revisión o cita con el médico.

Sin embargo, este instituto no está obligado a posponer las citas durante los días de viaje. La única obligación que tienen al respecto es que deben comunicarla con una antelación mínima de 4 días (artículo 9.3 del real decreto 625/2014, de 18 de julio). Así pues, lo aconsejable es viajar a algún lugar cercano y no durante muchos días.

¿Dónde pedir permiso para viajar estando de baja? 👩🏻‍⚕️

Deberás acudir al médico que gestiona tu baja para comentarle la situación y que te aconseje qué es mejor en tu caso. También es recomendable acudir al INSS que gestiona tu baja para comunicarles que te vas a desplazar unos días. Si tu empresa colabora con una mutua y también lleva tu enfermedad, es aconsejable informarles de tus planes.

¿Cómo pedir autorización para viajar estando de baja? 🙏🏻

No hay exactamente una “autorización” legal para estos casos. Así pues, lo que te recomiendo es que hagas lo que ya he comentado en los apartados anteriores: comunícaselo a tu médico y que él valore la situación y te aconseje acorde a ella.

¿Se puede viajar al extranjero estando de baja laboral? ✈️

Sí, cuando estas de baja puedes viajar al extranjero. Para estos viajes fuera de España, se aplicarán las mismas recomendaciones que para dentro del país o comunidad. Eso sí, en este caso, deberás tener en cuenta que corres más riesgo de no poder acudir a tu revisión con el médico si te avisan cuando estás fuera y la distancia es demasiado grande para llegar a tiempo.

¿Qué puedo hacer estando de baja? ✅

Además de lo que ya he comentado en relación a los viajes, puede que también tengas dudas respecto a la posibilidad o no de hacer otras actividades. Teniendo en cuenta que en todos los casos dependerá del motivo de la baja y de las recomendaciones de tu médico, aquí tienes algunos ejemplos.

  • Salir a la calle: por lo general, sí que puedes, a no ser que tengas una enfermedad en la que te duela hasta mover un dedo (tipo neumonía bacteriana). Por ejemplo, si te has roto la pierna, podrás salir a la calle (con la reducción de movilidad que eso implica) y eso no implica que estés apto para trabajar si tu puesto es el de repartidor, conductor o puestos en los que necesitas total movilidad.
  • Ir a una fiesta: al igual que en el caso anterior, podrás acudir dependiendo de tu enfermedad. Por ejemplo, como ya he comentado en el caso de los viajes, en algunas enfermedades psíquicas (depresión, ansiedad…) puede ser hasta recomendable que no te quedes encerrado en casa y socialices en eventos o fiestas (que no tiene por qué significar que te vayas a una discoteca y te bebas hasta el agua de los floreros). Cuidado porque, en otros casos, ir de fiesta puede dar indicaciones de que ya te has recuperado y puedes volver a trabajar (aunque sabemos que no tiene por qué ser así).
  • Hacer un examen: puedes hacer un examen siempre y cuando este no sea de características similares a las de tu trabajo. Es decir, si tu trabajo consiste en repartir en furgoneta y vas a hacer el examen práctico del permiso para conducir camiones, no puedes hacer el examen.

Si crees que alguna de estas actividades (o incluso viajar) podría ser dudosa o podría suponer un problema con la empresa, lo mejor es pedir al médico que te ponga por escrito que puedes realizar ciertas actividades aún estando de baja o de incapacidad temporal (IT). Así no habrá problemas (o no debería).

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *